Comunicado: Ecoáreas mar de todos, cada vez menos eco y menos de todos

La Consejería de Turismo se ha apropiado de un proyecto nacido de la sociedad, ha expulsado a la gente que había logrado hacerlo posible y en pleno agosto, con dinero público y de forma escandalosa, lo privatiza.

20 de agosto de 2020

Desde Oceanográfica Divulgación Educación y Ciencia, impulsores de proyectos y estrategias de sostenibilidad desde 2002 y de proyectos de participación ciudadana en el medio litoral desde hace más de una década, con auditorías internacionales por nuestros compromisos reales y medibles, queremos alertar de prácticas contrarias a la conservación del medio ambiente, la sostenibilidad y la participación, por parte de técnicos de la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias. Las malas prácticas desarrolladas pueden condicionar seriamente proyectos futuros si permitimos que las palabras «sostenibilidad» y «participación» se utilicen sin garantías, condicionando la credibilidad de las nuevas iniciativas que se creen. 

Tras nuestros intentos durante cerca de 4 años de garantizar la coherencia del proyecto Ecoáreas-mardetodos, hemos sido conocedores de un hecho de gravedad. 

La Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias ha publicado una licitación que:

– tiene por objeto crear y dinamizar Ecoáreas, modelo para impulsar áreas marinas para la conservación de la naturaleza.

– implica la creación de 17 puestos de trabajo y, para sorpresa de los profesionales especializados en el tema, ninguno de carácter ambiental ni de gestión del litoral.

– el importe total asciende a 374.500€.

– permanece abierta solo hasta el 26 de agosto, es decir, en periodo vacacional, con las dificultades que entraña para realizar gestiones.

– además, dicha licitación presenta deficiencias que atentan contra el interés general

Desde Oceanográfica, como impulsora de los proyectos previos desde 2008 y coordinadora de Ecoáreas para la Consejería de Turismo desde 2016 hasta el 2018, queremos manifestar nuestra más profunda sorpresa, así como la gran preocupación que genera la falta de coherencia de la licitación.

Comunicamos también que hemos impugnado administrativamente dicha licitación porque, en vista de los hechos, no atiende a criterios de interés general y puede afectar seriamente al desarrollo de proyectos futuros.

Añadimos esta información a la ya existente en mardemenos.es, espacio donde hemos ido informando sobre aspectos graves del proyecto, a la espera de que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto y conscientes de que va a ser importante que esta historia quede escrita. 

A continuación se presentan los 30 motivos por los que esta licitación resulta incoherente y por los que se debería abrir una investigación urgente.

CONTRATACIONES

1- aunque el proyecto se anuncia como de desarrollo sostenible y utiliza la raíz “eco”, ninguna de las 17 contrataciones se contempla que sean de carácter ambiental o de gestión del litoral, condición a nuestro juicio imprescindible para un proyecto que pretende intervenir en la planificación de la costa y en su gestión sostenible, así como en generar nuevas áreas marinas para la conservación.

2- la licitación tampoco contempla perfiles turísticos o económicos pese a ser, supuestamente, un proyecto de turismo sostenible.

3- destacar que el proyecto está financiado en un 20% por el Gobierno de Canarias y en 80% por fondos FEDER específicamente bajo la prioridad de inversión “6c – Conservación, protección, fomento y desarrollo del patrimonio natural y cultural”.

En el documento marco del FEDER se apunta específicamente: 

“Se actuará en el impulso y la consolidación de las áreas marinas de interés ecoturístico, a través de la potenciación de actividades turísticas, así como la valorización del patrimonio natural que active la generación de la vida marina y el desarrollo de economía sostenible.”

“Serán beneficiarios de las actuaciones previstas en esta Prioridad de Inversión las administraciones públicas canarias que lleven a cabo actuaciones de mejora y promoción de las áreas naturales, en particular las de interés turístico.” 

Las actuaciones que se lleven a cabo sean útiles para la conservación de las especies y minimicen las amenazas sobre ellas y mejoren el estado de 
conservación de las mismas.

4- Nos preocupa especialmente el antecedente que supone que esta nueva gestión marina que propone la Consejería de Turismo prescinda de titulaciones de ciencias del mar, biología, ciencias ambientales, geografía, derecho o equivalentes puesto que son las que tienen formación específica para dichas tareas.

5- Llama poderosamente la atención la mención explícita que se hace a la titulación de animador sociocultural, siendo la primera que se nombra y que puede optar a los 17 puestos. Nombrándose incluso, por delante de titulaciones universitarias de grado superior. Evidentemente los perfiles sociales son imprescindibles para la correcta ejecución del proyecto pero no pueden ser los únicos. Vaya desde aquí todo nuestro respeto y admiración a todos estos profesionales que tanto aportan a nuestro propio desempeño y a los que estamos profundamente agradecidos.

6- Por hacer un símil, es como si se pretendiese crear un hospital solo con celadores. Este perfil es importante pero no puede ser el único, más siendo un total de 17 contrataciones. Siguiendo el símil, lo propio es que de las operaciones se encargue un titulado en medicina y no un celador.

7- Entre las tareas encomendadas está el manejo de la matriz técnica y el desarrollo de planes de acción que implican aspectos ambientales, económicos, turísticos, sociales y de gestión, tareas que, evidentemente, suponen un alto nivel de formación y experiencia técnica y que tienen difícil encaje con la exigencia de perfiles específicos como el de animador sociocultural.

8- Por poner un ejemplo obvio: Los 10 primeros indicadores de los 40 que incorpora la matriz técnica a aplicar en cada Ecoárea son: Biodiversidad, Ecosistemas, Especies de interés extractivo, Plásticos y residuos sólidos, Fenómenos climáticos, Calidad del agua, Calidad sensorial, Riqueza geomorfológica, Antropización y Influencia de espacios con actividades reguladas.  Por lo tanto, la aplicación de la matriz técnica requiere de perfiles profesionales que no concuerdan con los exigidos en el pliego.

CRITERIOS TÉCNICOS

9- El pliego técnico no especifica ni criterios de calidad ni cantidad para las labores a realizar pero obliga a unos perfiles laborales muy específicos que deben estar repartidos por todas las islas lo cual restringe sobremanera la capacidad de optar y va en contra de la legalidad. Tener un número determinado de personas contratadas sin indicadores de calidad o cantidad no favorece, per se, al interés general. 

10- En el pliego técnico, la descripción de los trabajos de dinamización a realizar por valor de 350.000€ netos es de tan solo dos páginas.

11- El que no existan criterios de evaluación ni cuantitativos ni cualitativos cuando el 40% de la puntuación en la licitación es a juicio de valor por el proyecto técnico presentado, supone la posibilidad de que exista arbitrariedad en la evaluación.

12- Solo puntúan los premios o menciones sociales, los ambientales no. ¿En qué beneficia al interés general esta situación?¿Cómo puede llamarse sostenible un proyecto que no admite premios y menciones ambientales? Por ejemplo, en nuestro caso, el proyecto Microáreas (del que es evolución directa Ecoáreas) fue ejemplo nacional en 2013 para el Club de Excelencia en Sostenibilidad y no obtendría ninguna puntuación.

13- Los pliegos nombran la necesidad de organizar unas jornadas que no se presupuestan en los cálculos orientativos que ofrecen los pliegos administrativos ni ponen indicadores que permitan definirlas, diseñarlas ni posteriormente puntuarlas para la licitación. Este hecho no puede ser considerado trivial cuando las jornadas Ecoáreas 2018 y 2019 organizadas respectivamente por la ULPGC y la ULL contaron con un presupuesto de 25.000€ cada una y fueron también financiadas por la Consejería de Turismo.

ANTECEDENTES

14- En la página web, después de más de 4 años y con un presupuesto inicial de 1.360.000€ no existe descripción de ninguna de las Ecoáreas propuestas a fecha de este comunicado, ni ninguno de los informes generados. Además cita como Ecoárea Las Canteras espacio donde ya existe un foro ciudadano que lleva funcionando 7 años y en el mismo no se ha debatido que entre a formar parte de la red.

15- Destacar que las labores de dinamización y facilitación fueron realizadas previamente desde 2016 hasta 2019 por personal contratado por las dos universidades públicas canarias con titulaciones especializadas de ciencias del mar, ciencias ambientales, biología, turismo, económicas, etc. Ahora será desempeñado por una sola entidad privada que podría utilizar solo personal de Formación Profesional de acuerdo a lo especificado por los pliegos.

16- El diseño original del proyecto contemplaba la formación de dinamizadores locales y la posibilidad de que cualquier persona se pudiese formar en el impulso y dinamización de Ecoáreas, sin embargo, no se hace ninguna mención al tema de la formación con lo que se corre el riesgo de que una entidad privada monopolice o mercantilice la creación de nuevas áreas.

17- La licitación se produce habiendo estado distintos equipos profesionales trabajando previamente en las mismas labores, lo que supone una situación de clara ventaja para ellos, esta situación aumenta la gravedad de los hechos descritos anteriormente. Más aún no estando publicados en la web ninguno de los informes generados.

18- El director del proyecto que puso la consejería tras nuestra dimisión ostenta el título de animador sociocultural.

CALIDAD EN LA CONTRATACIÓN

19- De acuerdo a los pliegos publicados por la consejería, el coste estimado para las 16 personas de dinamización es de 19.000€, lo cual equivale a sueldos netos que rondan los 1.000€. ¿Es esta una retribución digna para un proyecto innovador y de marcada complejidad como refleja el histórico del proyecto?

20- Destacar además que estas cuantías obligan al trabajador/a a asumir todos los costes de dietas, teléfono, wifi, ordenador, lugar de trabajo y reunión, desplazamientos, etc.

PROCESOS PARTICIPATIVOS

21- Este presupuesto es de los mayores que han existido en Canarias para financiar procesos participativos. Esta es una disciplina de gran complejidad y trascendencia que requiere de amplia experiencia y formación. Un proyecto desarrollado deficientemente puede condicionar procesos futuros y afectar negativamente a la disposición de participar en otras acciones y proyectos.

22- La experiencia en participación es un requisito indispensable pero no se especifica qué tipo de participación se requiere. Dado el amplio abanico de acciones a los que se les puede denominar con este término y que se solicita solo un año de experiencia se corre el riesgo de validar candidaturas no cualificadas para el desempeño de la labor.

23- La capacidad técnica en participación no es inherente a ningún perfil profesional y menos aún en un proyecto multidisciplinar como este. Profesionales del derecho, la medicina o la ingeniería pueden desarrollar excelentes procesos participativos con la formación y experiencias apropiadas. Por lo tanto, restringir a una serie de perfiles profesionales la capacidad de licitar no obedece al interés general.

24- A lo largo de nuestra experiencia con el proyecto Microáreas y posteriormente con Ecoáreas, personas de perfiles muy diversos han resultado excelentes agentes dinamizadores y con esta licitación se pierde la posibilidad de que sea precisamente la gente de las propias Ecoáreas quienes puedan ser contratadas para la dinamización con la supervisión de personal técnico puesto que solo podrán hacerlo si cumplen con un perfil profesional muy determinado. Por eso es tan importante que existan indicadores cualitativos y cuantitativos para la licitación y no un número de personas con perfiles determinados sin ningún tipo de indicador.

PLAZOS

25- La licitación no está abierta ni el mínimo exigible por ley (30 días naturales) Puesto que se publica el 30 de julio, jueves y finaliza el 26 de agosto, miércoles.

26- El hecho de publicarse el 30 de julio y poder licitar sólo hasta el 26 de agosto no es ni lo mínimo para ser legal, siendo a su vez el periodo seleccionado la opción menos beneficiosa posible para la libre concurrencia. Esto supone una práctica de cuestionable ética por la dificultad que entraña realizar gestiones administrativas en periodo vacacional, más aún en una situación anómala debida al COVID-19. Por otro lado dificulta que las empresas se enteren de la publicación y se les obliga a suspender las vacaciones si quieren optar a la licitación. ¿No se podía hacer la publicación en junio o en septiembre o extender el periodo como permite la ley y dicta el sentido común?

COMUNICACIÓN

27- A todo ello también hay que añadir que ni en la página web (https://www.ecoareasmardetodos.org/) ni en las activas redes del proyecto se informa de la licitación lo cual resulta especialmente grave, una vez más se cumple con lo estrictamente legal pero no con una comunicación efectiva y transparente que busque la mejor oferta posible para la ejecución del proyecto.

28- el proyecto no atiende a criterios de comunicación ética y responsable puesto que utiliza el apelativo “mar de todos” mientras discrimina a colectivos profesionales que, sin embargo, como se ha podido comprobar, resultan imprescindibles. Además, se presenta como un proyecto participativo y sostenible cuando distintos miembros, como por ejemplo del consejo científico así como del personal de Oceanográfica, en calidad de coordinadores del proyecto, dimitimos por las serias carencias en participación y trato digno.

29- Como se apuntaba en el apartado anterior, han sido numerosas las dimisiones que ha habido en el proyecto por parte de profesionales altamente cualificados debido a la falta de coherencia y a las actitudes autoritarias y arbitrarias del personal de la Consejería de Turismo.

IMPARCIALIDAD

30- En licitaciones anteriores los mismos técnicos de la consejería que dirigen las acciones participan en las mesas de contratación lo cual supone un riesgo para garantizar la imparcialidad. Más aún con un 40% de la puntuación a juicio de valor. A todo ello hay que añadir la existencia de comunicaciones por escrito denunciando la arbitrariedad y posibles irregularidades, incluso la posibilidad de que se hubiesen cometido distintas tipologías de delitos por estas mismas personas.

REFLEXIONES PARA LA ACCIÓN

El proyecto Ecoáreas es una posibilidad real de innovación y gestión sostenible que necesita de una dirección coherente y comprometida que crea y aplique los fundamentos de la participación y la sostenibilidad.

Desde Oceanográfica queremos destacar que el proyecto Ecoáreas acumula multitud de hechos graves que han sido descritos y comunicados tanto a la Dirección General de Ordenación y Promoción Turística como a través de la web mardemenos.es

En virtud de los hechos descritos se está alterando completamente los fundamentos del proyecto que se nos encargó diseñar y coordinar durante 3 años hasta nuestra dimisión a finales de 2018 por la falta de coherencia y graves maltratos presenciados y sufridos, así como la negativa a poner solución a los mismos.

Como venimos informando desde nuestra dimisión, el proyecto necesita ser investigado por la cantidad de irregularidades que acumula, más aún si quiere seguir presentándose como un proyecto innovador de participación y gestión sostenible.

Para más información o documentación específica que acredite fehacientemente los hechos descritos:

webmaster@oceanografica.com

www.mardemenos.es

www.ecoareasmardetodos.org

oceano

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.