Posts Tagged ‘transparencia’

¿Por qué quedarnos en economía circular si lo que necesitamos es economía esférica?

Sábado, Julio 15th, 2017

No son pocas las propuestas de economías alternativas, unas más centradas en aspectos sociales, otras en cuestiones ambientales, algunas que plantean una integración de ambas incorporando aspectos políticos y socioeconómicos. El objetivo de todas ellas es avanzar hacía un mundo más ético y sostenible para lo cual es evidente que resulta necesaria una visión multidimensional.

La economía circular está teniendo cada vez más respaldo siendo solo una parte de la solución. Unas zapatillas pueden tener todo su ciclo de producción cerrado reciclando y aprovechando cada uno de los recursos materiales utilizados pero seguir produciéndose en Indonesia por personal en condiciones infrahumanas ¿es realmente la economía circular el objetivo o la rodaja ambiental de una esfera que comprende otros aspectos imprescindibles para avanzar hacía la Economía Sostenible? ¿por qué quedarnos en una economía circular si lo que necesitamos es que sea esférica? ¿puede suponer el impulso y la promoción de la economía circular un freno al desarrollo de una economía más sostenible, ética y justa?

La economía por la economía podría ser un modelo lineal, de una dimensión. La economía circular y la economía azul (la definida por Gunter Pauli) podrían obedecer a un modelo de dos dimensiones; la económica y la ambiental. La economía esférica vendría a ser un modelo tridimensional que añadiría el aspecto social, al ambiental y al meramente económico. Esta última queda perfectamente recogida por el modelo propuesto por la Economía del Bien Común.

El paradigma de la economía clásica plantea la defensa del mercado competitivo como el mecanismo más eficiente de asignación de recursos. Tales postulados son atribuidos a Adam Smith, el que es considerado el padre de la economía moderna. Sin embargo, un estudio más profundo de su obra nos permitirá descubrir la preocupación de este autor por el buen gobierno y su inquietud por la justicia social entre otras muchas disciplinas. Era él el que también planteaba que “ninguna sociedad puede ser próspera ni feliz si la mayor parte de sus miembros son pobres y miserables”. Era un hombre adelantado a su tiempo que hace más de 200 años planteo las bases de lo que entonces ni siquiera se conocía como economía en una época completamente diferente a la nuestra. Hablaba de igualdad y felicidad, sin embargo, el mensaje que ha llegado hasta nuestros días es el de una economía que se gobierna sola, regulada por una mano invisible. Un mensaje que solo interesa a quienes consideran una realidad que el crecimiento puede ser ilimitado y que pretenden canalizar para si la mayor cantidad de riqueza posible sin importar lo que les ocurra a sus congéneres o al mundo en el que habitan. Quizá Smith estaba más adelantado a su tiempo de lo que pensamos y esa mano invisible la debemos buscar en una naturaleza con unos recursos limitados que se equilibra a si misma. En un planeta finito la sostenibilidad ecológica es una premisa de pura supervivencia. Si perturbamos el planeta demasiado, podemos hacer que la vida para el ser humano sea inviable y será entonces cuando sea inevitable regular la economía. Es como cuando se cultivan bacterias en un frasco, crecen, y crecen, y crecen hasta que sus propios residuos acaban con ellas y otros organismos más adaptados a las nuevas condiciones sobreviven al drástico cambio. Quizá la perspectiva pueda ser la de que esa mano invisible opera a una escala muy distinta, es decir, a una escala geológica. La Naturaleza ha existido, existe y existirá sin el ser humano, el ser humano no puede existir sin Naturaleza.

Lo que resulta innegable es que los desequilibrios generados por la actividad humana son una realidad y existe preocupación global por comenzar a actuar. En 2015 la ONU planteo los 17 objetivos de desarrollo sostenible del planeta indicando las estrategias para avanzar hacía un equilibrio mundial.

La Economía del Bien Común (EBC) plantea contribuciones directas a los objetivos propuestos. La siguiente tabla pretende reflejar dicha relación destacando aquellos objetivos que coinciden directamente con alguno de los valores de la EBC y aquellos con un cariz transversal. Los valores de Solidaridad y Justicia Social se han fusionado dada la estrecha relación entre ellos.

Resulta evidente el encaje de la EBC con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (17ODS) si bien llama la atención el valor de Participación Democrática y Transparencia que no se ve recogido específicamente en ninguno de los objetivos. Bien es cierto que es un concepto que se trata en distintos objetivos pero es un aspecto fundamental que merecería, al menos, uno propio. El avance de una sociedad más justa pasa inevitablemente por una mayor participación de la ciudadanía en las decisiones que le atañen generando una nueva organización que empodere a los distintos agentes sociales y no concentre el poder en unas élites representadas por muy pocas personas y, por tanto, sensibles a presiones e intereses particulares. Esta comparación demuestra la coherencia y solidez de lo valores de la EBC para establecer las bases de un modelo de desarrollo sostenible.

Dos días después de presentarse los Objetivos de Desarrollo Sostenible el Comité Económico y Social de la UE presentó su dictamen sobre la EBC. Como se puede ver en la tabla siguiente, ofrece una relación entre los principales modelos económicos alternativos.

Fuente: dictamen del Comité Económico y Social de la UE sobre la EBC

El dictamen concluye que:

El CESE considera que el modelo de la Economía del Bien Común (EBC) está concebido para incluirse en el marco jurídico europeo y nacional con el fin de avanzar hacia un mercado único europeo a través de una economía más ética basada en los valores europeos y los logros de las políticas de responsabilidad social, creando además sinergias encaminadas a su reforzamiento.

Una vez más se puede comprobar que la EBC camina con paso firme ofreciendo propuestas y soluciones viables para un mundo más sostenible desde las tres perspectivas que la componen, la ambiental, la social y la económica.

El concepto de Economía Circular es interesante para hacer una interpretación de la importancia de tener en consideración distintos valores para avanzar hacía una economía más sostenible. Resulta motivador comprobar como poco a poco la Economía Circular va consiguiendo aparecer en discursos empresariales y políticos. Su propio nombre deja evidente el sentir ecológico del círculo cerrado como claro paralelismo del ciclo de la vida o del agua. Sin embargo un círculo es plano, bidimensional en vez de tridimensional. ¿y si le damos una perspectiva distinta? Queda claro que existe una necesidad de productos ecológicamente más sostenibles ¿Cómo se mide la “circularidad”? ¿No vamos a tener en cuenta las implicaciones sociales que tienen los productos y procesos de la Economía Circular?

Fuente: www.gestionar-facil.es

La Economía Circular necesita de un sistema de indicadores que puedan demostrar lo ambientalmente sostenible que es un producto. El Objetivo 12 de la ONU, plantea “garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”, para ello propone la creación de sistemas de medición y comunicación específicos que permitan dar credibilidad al valor de la sostenibilidad de un producto. La EBC, mediante la matriz, da solución a este punto tan importante. El “Greenwashing”, ecoblanqueamiento o lavado de imagen verde, es una de los grandes frenos para avanzar hacía la sostenibilidad. No cabe duda de que la credibilidad y la posibilidad de que los consumidores puedan estar bien informados es de vital importancia. Una de las grandes ventajas de la matriz de la EBC es, que permite medir objetivamente la ética y la sostenibilidad integral de una entidad. Además, permite hacerlo a cualquier tipo de entidad, independientemente de que sus productos sean “verdes” o no.

La EBC así como la Economía Social, suman nuevos “círculos” a la perspectiva ambiental de la Economía Circular y nos ofrecen una representación tridimensional. La EBC puede representarse como una esfera compuesta por diferentes círculos donde la Sostenibilidad Ecológica, en la que se basa la Economía Circular, es uno de ellos pero no el único, es un modelo de Economía Sostenible, de Economía Esférica.

La paz es el camino, violencia cero

Miércoles, Julio 12th, 2017

La paz es un valor imprescindible para el desarrollo social, sin embargo, no es fácil conseguirla. La ONU la incorpora incluso como uno de los ejes principales para avanzar hacia la sostenibilidad junto al aspecto económico, al social, al ambiental y al de las alianzas.

El empleo de la agresividad para obtener lo que nos interesa es un comportamiento animal que nos condiciona y limita como sociedad. Los animales la utilizan sistemáticamente y aquellos con mecanismos más simples de comunicación la emplean como único recurso de interacción. Es precisamente la comunicación y el desarrollo de la inteligencia lo que nos ha permitido evolucionar como animal social y también desarrollar la violencia. La violencia es un comportamiento humano que implica aprendizaje. Supone que alguien ejerce un poder físico, psicológico, emocional, económico, etc. sobre otro coartando sus necesidades. Lo que no hay duda es que el uso de la violencia no es una estrategia inteligente puesto que implica, con alta probabilidad, que se reciba una respuesta más violenta aún. La violencia genera violencia en una escalada sin límite que poco bien puede generar.

Avanzamos como sociedad puesto que cada vez más se rechaza la violencia de forma tajante. Es políticamente correcto posicionarse contra la violencia y a favor de la paz ¿pero sabemos identificar las acciones violentas en todas sus formas? ¿cómo de violentos somos sin darnos ni siquiera cuenta?

Galtung (1969) distingue entre tres tipos de violencia: estructural, cultural y directa. Estructural, aquella violencia edificada dentro de una estructura y que se manifiesta como un poder desigual. Como ejemplo de esta violencia podríamos poner cualquier sociedad democrática moderna y capitalista que justifica las diferencias sociales creadas por sí misma. Cultural, aquella violencia ideológica que sirve para legitimar la violencia estructural y directa. Como ejemplo, podríamos poner al mencionado cuarto poder –la prensa- que legitima en su discurso la economía y lo que esta ocasiona. Directa es aquella violencia ejercida por un actor sin ninguna mediación. Como ejemplo valga el acoso sexual en el trabajo. El mismo autor distingue y define claramente dos tipos de violencia directa: física y psicológica. El autor define como violencia psicológica aquella que «se opera sobre el alma; esta última puede abarcar las mentiras, el lavado de cerebro, las diferentes formas de adoctrinamiento, las amenazas, etc., que sirven para disminuir las potencialidades mentales”.

El la siguiente gráfica hemos representado un resumen de distintas expresiones tipificadas como violencia. Es vital entender que la violencia no es solo aquella que es física y/o visible sino que puede ser de una sutileza tal que pase desapercibida o, incluso, que hasta sea socialmente aceptada. Debemos considerar violencia toda acción que atente contra el comportamiento ético y la dignidad de las personas. Cualquier acción de violencia será inadmisible en la dinámica de Oceanográfica y por eso hemos creado un procedimiento para su prevención y gestión. No hay que olvidar que según los expertos la violencia psicológica puede resultar mucho más demoledora que la física por eso es tan sumamente importante aprender a identificarla en todas sus formas.

Como recomendación te sugerimos que aprendas a identificarla, participa en la prevención y no toleres que se aplique en tu presencia. Estas tres dinámicas tan sencillas son la claves para avanzar hacia sociedades más pacíficas.

A la inversa, existen acciones que multiplican nuestra disposición, efectividad y felicidad. Las presentamos en el siguiente cuadro y la dinámica propuesta es saber mitigar las acciones violentas y transformarlas en acciones multiplicadoras.

En nuestra labor de divulgación, consideramos crucial sensibilizar sobre aquellos temas que realmente pueden suponer un cambio para el bien común. Una sociedad más pacífica es, sin lugar a dudas, uno de los principales retos sobre los que trabajar. Aprender a ser pacíficos implica tener más facilidad para colaborar y esa es la sociedad que queremos. Los últimos trabajos en los que hemos participado nos han permitido sensibilizarnos con este tema que creíamos que teníamos claro. Desde luego, no era así, como la mayoría de la sociedad entendíamos como normales acciones que realmente eran violentas. Desde aquí pedimos disculpas a cualquier persona o colectivo que haya podido sentirse dolido por nuestras acciones ignorantes. Ahora podemos decir que tenemos nuevas herramientas para la paz, estos gráficos son una de ellas y los ponemos a tu entera disposición.

2,6 toneladas menos de CO2 emitidas al año

Viernes, Marzo 25th, 2016

El Balance del Bien Común nos enseñó que podíamos mejorar mucho en gestión del suministro energético tanto para el consumo de la oficina como para el transporte. Por eso decidimos estudiar el cambio de distribuidor eléctrico y la adquisición de un vehículo 100% eléctrico.

Se presupone que los vehículos eléctricos son más sostenibles ¿pero cuánto? El Kia Soul diesel produce 137 g/km, su hermano 100% eléctrico 45 g/km como máximo en el peor de los escenarios, es decir, cargando con electricidad procedente de una central térmica. En nuestro caso hemos optado por contratar los servicios primero de Holaluz.com y ahora de Som Energía para poder reducir este valor a cero. Es cierto que la energía que consumimos procede de lo que se produce en Gran Canaria y eso implica también producción desde centrales térmicas como la de Jinamar o Juan Grande. Lo que hacen las distribuidoras que te garantizan el 100% de su energía de origen renovable es compensar lo que consumes con inyecciones 100% renovables certificadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. De este modo el balance final es de cero emisiones. No deja de ser una solución transitoria hasta que la legislación nos facilite el poner nuestras propias placas pero permite que se nos tenga en cuenta a quienes apostamos por un cambio de modelo.

Imagen de la factura de Holaluz.com

Imagen de la factura de Holaluz.com

Para realizar el cálculo de la diferencia de emisiones entre antes y después del cambio hemos utilizado la aplicación de Arboliza y este es el resultado:

Datos estimados para antes del cambio

Datos estimados para antes del cambio

Datos para después del cambio

Datos estimados para después del cambio

El resultado arroja la friolera de 2.630 kg menos de CO2 emitido a la atmosfera lo que supone:

  • Reducción significativa de las emisiones.
  • Realización de más de 10.000 km sin emisiones.
  • El vehículo 100% eléctrico, debido a sus destacadas ventajas en comodidad, ecología y economía, ha desplazado por completo al vehículo de combustión habiéndose quedado este último 2 veces sin batería por falta de uso.
  • El ahorro anual supone unos 1.000€, solo en combustible, lo cual supone que la adquisición del VE se amortizará antes que si hubiese sido un térmico.

Hay que decir que no éramos conscientes de que el cambio pudiese ser tan significativo.

Artículo sobre consumo

Conferencia con Christian Felber

Martes, Diciembre 15th, 2015

La Universidad de La Laguna nos invitó a participar en una conferencia sobre la Economía del Bien Común donde, el fundador de esta propuesta, Christian Felber expuso los fundamentos sobre este nuevo modelo y nuestro director Arturo Boyra, presentó el caso práctico de Oceanográfica para demostrar que no solo es posible sino que en Canarias somos pioneros en su aplicación.

El acto constó de una intervención de media hora de Felber; la presentación de Arturo sobre la empresa y un debate entre los dos y el público asistente moderado por el periodista Carmelo Rivero. La velada fue inaugurada por el rector de la ULL, Antonio Martinón; el vicerrector de Relaciones con la Sociedad, Francisco García; y Günter Koch, el fundador de la Humboldt Cosmos Multiversity, entidad co-organizadora del encuentro.

Felber explicó, en el Aula Magna de la Facultad de Economía que presentaba un lleno absoluto, que en todos los ámbitos de la vida la ciudadanía ha aceptado someterse a normas para, a cambio, lograr la convivencia. La excepción es el mercado, que parece inmune a todo intento de regulación en beneficio de la sociedad. A su juicio, las empresa también podrían aceptar estos cambios si se incentiva a las que aboguen por el bien común y se penaliza a las que no lo hagan mediante diferentes mecanismos, como la subida de impuestos o la falta de acceso a los concursos públicos.

Arturo expuso lo que para Oceanográfica ha supuesto descubrir la EBC, una metodología que se ha convertido en un plan estratégico en si mismo. También aprovecho para exponer ejemplos de sus prácticas como el último gran descubrimiento de los vehículos eléctricos, que implica un salto cuántico en la movilidad y el consumo energético conforme a los criterios de la Economía del Bien Común.

Ver noticia de la ULL

Oceanográfica una de las dos empresas canarias a la cabeza de la aplicación de la Economía del Bien Común en España

Viernes, Diciembre 6th, 2013
  • Dos empresas canarias, han sido pioneras en España en auditarse respecto a su contribución al bien común.
  • Representan un fuerte compromiso por aportar soluciones reales a la situación económica actual. Con ello quieren demostrar que otra economía es posible y que hay ejemplos para el cambio.
  • 1451 empresas simpatizantes apoyan internacionalmente este movimiento que crece a gran velocidad. En España donde ya hay una decena de empresas con el Balance del Bien Común, fase previa a la auditoría se espera que este número crezca antes de finalizar el año.

La Federación Española de Economía del Bien Común, reconoce a dos empresas canarias, como las pioneras en auditarse oficialmente como empresas del Bien Común. Oceanográfica, compañía especializada en la divulgación, educación y ciencia y Limonium Canarias que se dedica a la aventura y Medio Ambiente, han sido pioneras en España.  Con 787 puntos y 764 sobre 1000, respectivamente, Oceanográfica y Limonium Canarias representan un fuerte compromiso por aportar soluciones reales a la situación económica actual. Otras 10 empresas han elaborado sus balances y están en fase de verificación.

Las organizaciones que optan por este modelo, quieren demostrar que otra economía es posible y que hay ejemplos para el cambio. Este es un modelo eminentemente práctico ideado por el austriaco Christian Felber con la misión de contribuir a un mundo más justo. Con este objetivo se ha desarrollado un método que evalúa y mide la contribución de las empresas al bien común para que, aquellas que aportan positivamente al bien común sean premiadas por los consumidores, autoridades y otros grupos de interés, recibiendo ventajas fiscales y prioridades en la compra publica, pudiendo así ser mas competitivas frente a las que no respetan el medio ambiente, tratan a sus trabajadores injustamente y solo ven el provecho económico propio como único objetivo.

En este  sistema se plantea que son tan importante los beneficios económicos, como  el respeto del medioambiente, la dignidad de las personas, la justicia social, la solidaridad o el fomento de la democracia y la transparencia.

El instrumento, para las empresas, es el balance del bien común, en el que se evalúan 17 indicadores mediante una matriz que suma un total de 1.000 puntos. Este balance puede aplicarse en tres niveles, el primero es realizarlo internamente, el segundo mediante una evaluación en grupo y el último y, más complejo, mediante una auditoría externa.

“A muchas empresas les importa saber por qué están haciendo lo que están haciendo y formar parte de un sistema que tenga sentido, no de uno que vaya en contra de nuestra ética. Se sienten responsables de contribuir a una economía al servicio del ser humano. El balance del bien común es para ellos un instrumento de desarrollo organizativo. En la plataforma en la que operan, las empresas se prestan ayuda entre sí, incluida la financiera. Atraen a mano de obra ética y a clientes éticos” asegura el portavoz del grupo de trabajo de empresas en la Economía del Bien Común.

El siguiente paso lo debe dar la administración, fomentando la contratación y disminuyendo la carga impositiva a aquellas empresas que acrediten un mayor nivel de Bien Común. Se deben priorizar criterios del Bien Común frente a criterios exclusivamente monetarios que conllevan mayores costes sociales, ambientales o acciones meramente especulativas.

Las empresas sin beneficios se mueren pero hay que entender que las empresas no solamente viven para respirar, sino que respiran para hacer algo positivo para el mundo, algo que tenga sentido. Ese algo positivo para el mundo lo llamamos “Bien Común” y medir esa contribución es, además del un  cambio organizacional, un gesto moral, ético.

Grupo de Economía del Bien Común de Gran Canaria celebrando el resultado de las auditorías

Datos de interés:

  • Año de la primera auditoría (a nivel mundial): 2011
  • Países con empresas auditadas: Austria, Alemania, Italia del norte, España y Suiza.
  • Número total de empresas simpatizantes: 1.451
  • Puntuación media de las empresas auditadas: 550

Más información en: www.oceanografica.com/esposible

Oceanográfica apuesta por Triodos Bank

Lunes, Junio 10th, 2013

Triodos Bank es el Referente europeo en banca ética y sostenible. Es un banco europeo con 33 años de experiencia en banca con valores, que invierte sólo en economía real y desarrollo sostenible. Además es totalmente transparente y publica en su web un listado con las empresas o asociaciones que financian, de esta forma sus clientes saben qué hace el banco con su dinero.

Dentro de ese listado se encuentra Oceanográfica, como una de las empresas financiadas dentro del sector de Naturaleza y Medio Ambiente. Para Oceanográfica es un orgullo pertenecer a tan prestigiosa lista y continuará trabajando en pro de la conservación y la protección de la naturaleza con más ganas aún.