Posts Tagged ‘gestión de recursos’

Oceanográfica ejemplo nacional de gestión de las emisiones en la empresa

Martes, Julio 31st, 2018

El Club de Excelencia en Sostenibilidad ha seleccionado a Oceanográfica; Divulgación, Educación y Ciencia como ejemplo nacional de buenas prácticas en gestión de emisiones en la empresa. Las prácticas desarrolladas se presentan junto a las de grandes empresas como AENA, ACCIONA, CEMEX, ENDESA, RENAULT, SEUR o VODAFONE.

La Guía de Buenas Prácticas para la Gestión del CO2 en la Empresa impulsada desde el Club de Excelencia en Sostenibilidad es un documento que recoge la actualidad en materia de cambio climático y que pretende servir de inspiración a las empresas que operan en nuestro país para que materialicen su compromiso con la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a su actividad.

Las acciones desarrolladas por Oceanográfica tienen la propiedad de estar orientadas a ofrecer medidas que pueden ser fácilmente integradas por las pequeñas y medianas empresas. Destaca, a su vez, por la inversión realizada en función del número de personas en la empresa. Entre las acciones descritas se encuentran el cambio a la movilidad 100% eléctrica, el cambio del 100% del suministro eléctrico a energía con certificación verde, la gestión de servidores alimentados con energía renovable y el impulso a la Economía del Bien Común como medida auditada de sostenibilidad.

Para acceder a la guía:

Descarga directa: http://oceanografica.com/guiaemisiones
Club de Excelencia: http://www.clubsostenibilidad.org/publicaciones/co2empresa/

Aplícalo tú también:

Cualquier entidad o particular puede optar por cambiar a un suministrador de energía renovable o buscar proveedores con servicios más sostenibles. En Canarias, la oferta de proveedores de energía eléctrica con certificación renovable es variada y no supone una diferencia significativa ni en el precio ni en el servicio.

Apostar por el vehículo eléctrico es otra de las medidas que puede suponer un notable ahorro de emisiones y de gasto económico. Con esta acción, Oceanográfica ha reducido más del 74% en el consumo de combustibles fósiles para el transporte terrestre logrando una reducción del 65-55% en las emisiones de CO2. Las ventajas económicas son muy considerables puesto que el precio de la electricidad equivale a 1€ por cada 100km lo que supone un ahorro de 6-7€ por cada 100 km.

Oceanográfica fue en 2012 una de las primeras cuatro empresas españolas en ser auditadas conforme al Balance del Bien Común, demostrando un compromiso medible con las prácticas empresariales éticas y sostenibles. En la auditoría obtuvo una puntuación de 787 puntos sobre 1000, siendo una de las empresas con mayor puntuación en Europa y destacando los aspectos de suministro eléctrico y movilidad como puntos mejorables de su gestión (www.oceanografica.com/esposible). Por este motivo inició distintas iniciativas de medición, mitigación y compensación de emisiones logrando significativas mejoras como recoge el informe del Club de Excelencia en Sostenibilidad. En 2017 se sumó a la Red Canaria de Responsabilidad Social Empresarial impulsada por el Gobierno de Canarias.

Es especialmente relevante que la actividad de Oceanográfica no tiene relación ni con la gestión de energía ni con la movilidad. La motivación para desarrollar estas acciones es la de la propia filosofía de la empresa que es la de contribuir a un mundo mejor con su actividad diaria. Desde la empresa se considera que “el mundo cambia con nuestro ejemplo, no con nuestra opinión”, por eso se trabaja con prácticas empresariales conforme a la aplicación de la Economía del Bien Común como ejemplo de economía esférica y aportando casos reales, prácticos y asequibles para otras pequeñas entidades y particulares.

Con las acciones desarrolladas también se propone:

- Demostrar la facilidad y economía de contar con el 100% del suministro eléctrico de origen verde.

- Demostrar con experiencias reales que los vehículos eléctricos (VE) actuales cubren las necesidades de la mayoría de las empresas y usuarios particulares que realicen traslados de menos de 150 km diarios.

- Demostrar que la mayor limitación de los VE es de información, no tecnológica. Si la ciudadanía conociese las ventajas reales de los VE, no dudarían en cambiar de tecnología por lo que las acciones de información son especialmente relevantes.

- Demostrar con datos reales que los vehículos eléctricos, pueden ser en la práctica, más ecológicos, más cómodos y más económicos que los térmicos.

- Contribuir e impulsar el trabajo colectivo y la participación ciudadana mediante el apoyo a iniciativas de sostenibilidad y entidades como la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos.

- Contribuir a la creación de una Red de Puntos de Recarga en el Archipiélago Canario como ejemplo de buena práctica real y exportable.

- Contribuir a la práctica económica ética y sostenible mediante el impulso de modelos que lo pongan en valor como el de la Economía del Bien Común.

Recursos Empleados:

28.500 €.

Resultados:

- 100% del suministro eléctrico con certificación de procedencia verde.
- Reducción del 100% en las emisiones en servicios de servidores y alojamiento web ofertado.
- Adquisición de vehículo 100% eléctrico.

Acciones adicionales por la sostenibilidad:

- Creación de propuesta de Red Insular de puntos de carga para la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos y el Cabildo de Gran Canaria.

- Participación en el proyecto de sostenibilidad litoral Ecoareas.org madetodos financiado por los fondos FEDER de la UE y el Gobierno de Canarias

- Oceanográfica incluida como colaboradora en el proyecto Sunrise financiado por la UE para la aplicación de modelos de Economía del Bien Común, por su experiencia y compromiso auditado.

- Apoyo a la iniciativa de Red Canaria de RSE del Gobierno de Canarias y el proyecto Tenerife Isla del Bien Común impulsado por el Cabildo de Tenerife en colaboración con la Asociación Canaria para el Fomento de la Economía del Bien Común.

- Renovación de la auditoría en la Economía del Bien Común.

- Participación en múltiples eventos, conferencias y entrevistas.

¿Por qué quedarnos en economía circular si lo que necesitamos es economía esférica?

Sábado, Julio 15th, 2017

No son pocas las propuestas de economías alternativas, unas más centradas en aspectos sociales, otras en cuestiones ambientales, algunas que plantean una integración de ambas incorporando aspectos políticos y socioeconómicos. El objetivo de todas ellas es avanzar hacía un mundo más ético y sostenible para lo cual es evidente que resulta necesaria una visión multidimensional.

La economía circular está teniendo cada vez más respaldo siendo solo una parte de la solución. Unas zapatillas pueden tener todo su ciclo de producción cerrado reciclando y aprovechando cada uno de los recursos materiales utilizados pero seguir produciéndose en Indonesia por personal en condiciones infrahumanas ¿es realmente la economía circular el objetivo o la rodaja ambiental de una esfera que comprende otros aspectos imprescindibles para avanzar hacía la Economía Sostenible? ¿por qué quedarnos en una economía circular si lo que necesitamos es que sea esférica? ¿puede suponer el impulso y la promoción de la economía circular un freno al desarrollo de una economía más sostenible, ética y justa?

La economía por la economía podría ser un modelo lineal, de una dimensión. La economía circular y la economía azul (la definida por Gunter Pauli) podrían obedecer a un modelo de dos dimensiones; la económica y la ambiental. La economía esférica vendría a ser un modelo tridimensional que añadiría el aspecto social, al ambiental y al meramente económico. Esta última queda perfectamente recogida por el modelo propuesto por la Economía del Bien Común.

El paradigma de la economía clásica plantea la defensa del mercado competitivo como el mecanismo más eficiente de asignación de recursos. Tales postulados son atribuidos a Adam Smith, el que es considerado el padre de la economía moderna. Sin embargo, un estudio más profundo de su obra nos permitirá descubrir la preocupación de este autor por el buen gobierno y su inquietud por la justicia social entre otras muchas disciplinas. Era él el que también planteaba que “ninguna sociedad puede ser próspera ni feliz si la mayor parte de sus miembros son pobres y miserables”. Era un hombre adelantado a su tiempo que hace más de 200 años planteo las bases de lo que entonces ni siquiera se conocía como economía en una época completamente diferente a la nuestra. Hablaba de igualdad y felicidad, sin embargo, el mensaje que ha llegado hasta nuestros días es el de una economía que se gobierna sola, regulada por una mano invisible. Un mensaje que solo interesa a quienes consideran una realidad que el crecimiento puede ser ilimitado y que pretenden canalizar para si la mayor cantidad de riqueza posible sin importar lo que les ocurra a sus congéneres o al mundo en el que habitan. Quizá Smith estaba más adelantado a su tiempo de lo que pensamos y esa mano invisible la debemos buscar en una naturaleza con unos recursos limitados que se equilibra a si misma. En un planeta finito la sostenibilidad ecológica es una premisa de pura supervivencia. Si perturbamos el planeta demasiado, podemos hacer que la vida para el ser humano sea inviable y será entonces cuando sea inevitable regular la economía. Es como cuando se cultivan bacterias en un frasco, crecen, y crecen, y crecen hasta que sus propios residuos acaban con ellas y otros organismos más adaptados a las nuevas condiciones sobreviven al drástico cambio. Quizá la perspectiva pueda ser la de que esa mano invisible opera a una escala muy distinta, es decir, a una escala geológica. La Naturaleza ha existido, existe y existirá sin el ser humano, el ser humano no puede existir sin Naturaleza.

Lo que resulta innegable es que los desequilibrios generados por la actividad humana son una realidad y existe preocupación global por comenzar a actuar. En 2015 la ONU planteo los 17 objetivos de desarrollo sostenible del planeta indicando las estrategias para avanzar hacía un equilibrio mundial.

La Economía del Bien Común (EBC) plantea contribuciones directas a los objetivos propuestos. La siguiente tabla pretende reflejar dicha relación destacando aquellos objetivos que coinciden directamente con alguno de los valores de la EBC y aquellos con un cariz transversal. Los valores de Solidaridad y Justicia Social se han fusionado dada la estrecha relación entre ellos.

Resulta evidente el encaje de la EBC con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (17ODS) si bien llama la atención el valor de Participación Democrática y Transparencia que no se ve recogido específicamente en ninguno de los objetivos. Bien es cierto que es un concepto que se trata en distintos objetivos pero es un aspecto fundamental que merecería, al menos, uno propio. El avance de una sociedad más justa pasa inevitablemente por una mayor participación de la ciudadanía en las decisiones que le atañen generando una nueva organización que empodere a los distintos agentes sociales y no concentre el poder en unas élites representadas por muy pocas personas y, por tanto, sensibles a presiones e intereses particulares. Esta comparación demuestra la coherencia y solidez de lo valores de la EBC para establecer las bases de un modelo de desarrollo sostenible.

Dos días después de presentarse los Objetivos de Desarrollo Sostenible el Comité Económico y Social de la UE presentó su dictamen sobre la EBC. Como se puede ver en la tabla siguiente, ofrece una relación entre los principales modelos económicos alternativos.

Fuente: dictamen del Comité Económico y Social de la UE sobre la EBC

El dictamen concluye que:

El CESE considera que el modelo de la Economía del Bien Común (EBC) está concebido para incluirse en el marco jurídico europeo y nacional con el fin de avanzar hacia un mercado único europeo a través de una economía más ética basada en los valores europeos y los logros de las políticas de responsabilidad social, creando además sinergias encaminadas a su reforzamiento.

Una vez más se puede comprobar que la EBC camina con paso firme ofreciendo propuestas y soluciones viables para un mundo más sostenible desde las tres perspectivas que la componen, la ambiental, la social y la económica.

El concepto de Economía Circular es interesante para hacer una interpretación de la importancia de tener en consideración distintos valores para avanzar hacía una economía más sostenible. Resulta motivador comprobar como poco a poco la Economía Circular va consiguiendo aparecer en discursos empresariales y políticos. Su propio nombre deja evidente el sentir ecológico del círculo cerrado como claro paralelismo del ciclo de la vida o del agua. Sin embargo un círculo es plano, bidimensional en vez de tridimensional. ¿y si le damos una perspectiva distinta? Queda claro que existe una necesidad de productos ecológicamente más sostenibles ¿Cómo se mide la “circularidad”? ¿No vamos a tener en cuenta las implicaciones sociales que tienen los productos y procesos de la Economía Circular?

Fuente: www.gestionar-facil.es

La Economía Circular necesita de un sistema de indicadores que puedan demostrar lo ambientalmente sostenible que es un producto. El Objetivo 12 de la ONU, plantea “garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”, para ello propone la creación de sistemas de medición y comunicación específicos que permitan dar credibilidad al valor de la sostenibilidad de un producto. La EBC, mediante la matriz, da solución a este punto tan importante. El “Greenwashing”, ecoblanqueamiento o lavado de imagen verde, es una de los grandes frenos para avanzar hacía la sostenibilidad. No cabe duda de que la credibilidad y la posibilidad de que los consumidores puedan estar bien informados es de vital importancia. Una de las grandes ventajas de la matriz de la EBC es, que permite medir objetivamente la ética y la sostenibilidad integral de una entidad. Además, permite hacerlo a cualquier tipo de entidad, independientemente de que sus productos sean “verdes” o no.

La EBC así como la Economía Social, suman nuevos “círculos” a la perspectiva ambiental de la Economía Circular y nos ofrecen una representación tridimensional. La EBC puede representarse como una esfera compuesta por diferentes círculos donde la Sostenibilidad Ecológica, en la que se basa la Economía Circular, es uno de ellos pero no el único, es un modelo de Economía Sostenible, de Economía Esférica.

Conferencia en el grado de turismo de la ULPGC

Viernes, Noviembre 15th, 2013

La Facultad de Económicas nos invita a dar una ponencia sobre el potencial del medio marino en el marco de la asignatura Turismo y Desarrollo Sostenible. Es la primera de un ciclo de conferencias donde participarán también profesores de la Facultad de Ciencias del Mar y otros compañeros de empresas como Limonium Canarias.

La conferencia ha tenido lugar hoy a las 8:00 a cargo de Arturo Boyra y se ha basado en el potencial que ofrecen los fondos marinos canarios como atributo atractivo para el turismo de buceo. También se ha incidido en las oportunidades que presenta la Economía del Bien Común en este ámbito.

Queremos jugar un buen papel

Viernes, Septiembre 6th, 2013

Oceanográfica tiene un serio compromiso con la gestión del papel y por ello aplica una búsqueda continua de proveedores de material ecológico. Las impresiones contratadas se realizan en papel conforme a las normas FSC y con tintas ecológicas como se puede comprobar en las páginas de créditos de las publicaciones, que suponen la mayor parte de las impresiones.
Apostamos por los papeles que producen un menor impacto en el medio ambiente.  El papel utilizado actualmente de forma genérica en la oficina suele contar con  distintas certificaciones (que depende del modelo específico): ISO 9001, ISO 14001, 100% reciclado, certificación FSC, EU Ecolabel y certificado Ángel Azul. Para la oficina se prima el uso de papel 100% reciclado con certificación Ángel Azul sobre el FSC por ser este último procedente de la tala de bosques. El papel existente actualmente en almacén es “image recycled A4 80 g ISO 70” con certificación ISO 9001, ISO 14001, 100% reciclado, EU Ecolabel y certificado Ángel Azul.

Existen varias definiciones para el papel según sus características ambientales:
Papel reciclado: Para su fabricación se han empleado como materias primas:
- fibras recuperadas de papel o cartón de post-consumo (de residuos de papel ya utilizado).
- fibras recuperadas de papel o cartón de pre-consumo (de recortes que no han sido usados generados en el proceso de producción de papel, en imprentas, etc).
Papel libre de cloro (TCF): Fabricado con fibra virgen para el que, en el proceso de blanqueo de la pasta, se utilizan alternativas al cloro como el oxígeno o el ozono. Los papeles se denominan “totalmente libre de cloro” (TCF, Totally Chlorine Free).
Papel ecológico: En su proceso de fabricación se han tomado las medidas necesarias para evitar el impacto ambiental. Los criterios que marcan si un papel puede considerarse ecológico están basados en el impacto ambiental del ciclo de vida del producto que contempla un análisis del uso y consumo de:
- los recursos naturales y de la energía
- de las emisiones al aire, agua y suelo
- de la eliminación de los residuos y la producción de ruidos y olores durante la extracción de las materias primas
- de la producción del material
- de la distribución, el uso y su destino final como residuo.
Papel FSC
: Es el que utilizamos preferentemente para impresiones comerciales. La certificación forestal del FSC (Forest Stewardship Council) garantiza una gestión responsable y comprometida con los bosques y plantaciones del planeta. En España, el certificado del FSC es el sistema de certificación forestal que apoyan las organizaciones ecologistas, sindicales, de ayuda al desarrollo y de comercio justo. Por su credibilidad e independencia, el FSC es la mejor garantía que puede tener una entidad de que el papel con el que están impresos sus materiales y libros procede de una gestión forestal responsable con los bosques y beneficiosa para las personas. Este tipo de papel es el que usamos en todos nuestros trabajos de imprenta.

Oceanográfica participa también en la iniciativa de “papel amigo de los bosques” de Greenpeace que comenzó en el año 2004. El primer libro impreso por Oceanográfica en este tipo de papel fue en 2006, la “Guía visual de especies marinas de Canarias”.
¿ Cuál es el “Papel Amigo de los Bosques” ?

El consumo de papel menos perjudicial para el Medio Ambiente debe tener en cuenta tanto el origen de la fibra como el proceso de fabricación y blanqueo.

• Como mejor opción y para la mayoría de los usos, el papel 100% reciclado post-consumo. El sello ecológico Angel Azul garantiza este requerimiento

• Papel que no proceda de la destrucción de Bosques Primarios.
• Si hay fibra virgen, debe estar certificada según los estándares del sistema de certificación forestal del Forest Stewardship Council (FSC)

• Son aconsejables las fibras procedente de residuos agrícolas y/o cultivos no madereros.

• El blanqueado totalmente sin cloro. Procesado totalmente libre de cloro (PCF) para el caso de la fibra reciclada, o totalmente libre de cloro (TCF) para la fibra virgen.

¿Y las tintas?
Para la realización de los trabajos se utilizan preferentemente tintas vegetales ecológicas a base de aceites naturales de origen vegetal. Estas tintas se elaboran con objeto de reducir al mínimo el impacto ambiental que suponen los procesos de impresión, minimizando también el porcentaje de componentes químicos de los productos utilizados.

Las tintas vegetales ecológicas presentan una composición similar a la de las tintas tradicionales, pero con la diferencia de que los aceites minerales son substituidos en mayor parte por aceites vegetales. Estas tintas permiten reducir de forma significativa la producción de compuestos orgánicos volátiles (COV), que son una fuente de contaminación resultante del uso de tintas tradicionales. Además, al no haber aceites minerales, el solvente necesario al empleo de las tintas presenta un nivel de toxicidad mínimo, y procede de recursos renovables en un 80/85 %, reduciendo de esta forma la utilización de recursos minerales petroquímicos.

La tinta de impresora es uno de los líquidos más caros del mundo. El precio del litro ronda los 1.400 euros de media. Sin embargo, en algunos cartuchos originales puede llegar a los 4.000 euros por litro. Por lo tanto el ahorro de tinta no es solo una cuestión de ecología sino también de economía.