El cambio es posible

Está claro que el modelo de desarrollo actual necesita una evolución. Hay alternativas y mucha gente dispuesta a demostrar que estas nuevas propuestas son posibles. La Economía del Bien Común (EBC) es una de estas alternativas y queremos ser un ejemplo de su aplicación para que cada vez podamos ser más los que impulsen el cambio.

El mundo cambia con tu ejemplo, no con tu opinión” – Paulo Cohello

Estamos trabajando activamente en impulsar este nuevo modelo de sostenibilidad. Para ello hemos empezado por realizar el balance que nos permite cuantificar nuestra aportación al bien común siendo una de las 4 primeras empresas en España en ser auditadas ¡la sorpresa ha sido mayúscula! 787 puntos sobre 1.000, lo que nos situa en la puntuación más alta en Europa con 150 empresas auditadas y 1.400 simpatizantes. Junto a Limonium Canarias, somos dos las empresas de las Islas Afortunadas. Parece que nuestra contribución es considerable pero lo importante es que aportamos un ejemplo para que pueda ser copiado y mejorado. Somos conscientes de que todavía nos queda mucho. Si no somos más los que se sumen a esta propuesta, de poco valdrá nuestro esfuerzo.

Resumen del informe de contribución al bien común auditado:

Puedes probar a hacer tu propio balance aplicando esta matriz.

Si quieres ver con más detalle cada uno de los apartados puedes analizar el informe completo auditado:

Actualmente el éxito económico de un país se mide con indicadores monetarios: producto interior bruto, beneficios, etc. Son medidas que dejan fuera a los seres humanos y al medio en el que vivimos. Estos indicadores no nos dicen nada sobre la calidad de vida de un país; si hay guerra, se vive en una dictadura, si sobreexplota a las personas o contamina el medio. De la misma manera, que una empresa tenga grandes beneficios no nos indica nada sobre las condiciones de su personal, ni sobre lo que produce, ni cómo lo produce. Esta situación no es sostenible, por lo tanto, no tiene futuro en un planeta finito.

El tópico entiende a las empresas como entidades perversas ávidas de dinero. Creemos que es nuestra responsabilidad demostrar que otros modelos también son posibles, igual que lo fué hace más de 10 años demostrar que la divulgación era una necesidad y una interesante oportunidad.

Oceanográfica es una forma de pensar y actuar, no es una empresa convencional sino una filosofía que se ha hecho realidad en un equipo profesional. Nuestra actividad y existencia debe ser una ventaja para ti y para todo lo que te rodea. A la medida de nuestras posibilidades, trabajamos para mejorar el mundo de las personas que conocemos y de las que no, de las personas con las que convivimos y de las que están por llegar.

Tenemos un serio compromiso con el desarrollo sostenible, por ello, los trabajos y proyectos que realizamos cumplen con los requisitos de ser beneficiosos para la sociedad, el medio ambiente y el desarrollo económico. Entendemos que haya gente que no entienda muy bien nuestra filosofía y forma de hacer, pero quizá sean estas mismas personas a las que más les cuesta descifrar el motivo de nuestro “extraño éxito”. No se trata de pensar solo en el rédito económico, hay muchos más motivos para hacer las cosas y uno de ellos es contribuir a un mundo en el que queramos vivir y dejar en herencia ¿no es realmente esto lo lógico? Cierto, no nos falta trabajo, pero es porque para contribuir a un mundo mejor siempre hay trabajo pendiente ¿cuánta gente está dispuesta a hacerlo sin una remuneración directa a la vista? Ahí está el secreto, en que no te importe trabajar más de lo que te han contratado con el fin de contribuir al bien común. Oceanográfica es una de las más de 1.400 empresas que suscriben la economía del bien común y quiere ser un ejemplo de ello. Entendemos que si la sociedad debe basarse en valores para su éxito y la economía es la base de la sociedad; entonces la economía debe basarse en valores.

Estamos impulsando el grupo de Economía del Bien Común en Gran Canaria con el que organizamos acciones de implementación y divulgación del modelo ¡acércate a conocernos!

Como curiosidad, en 2010 Oceanográfica fue invitada por el Ayuntamiento de Muro (Alicante) a dar una conferencia titulada “El reto de consolidar una empresa sostenible”. Hoy es el día en el que Muro es el ejemplo nacional de un municipio que ha sido capaz de implantar el modelo de la Economía del Bien Común ¿conseguiremos nosotros ser una empresa ejemplar que pueda animar a otras a seguir en esta misma línea?

Con este vídeo conocimos la Economía del Bien Común:

Si quieres saber más al respecto, este vídeo resume elocuéntemente la filosofía de manos de su fundador:

Otro vídeo sobre nuestras actividades: El Enfoque – Entrevista: Arturo Boyra y María Oliva, miembros del grupo de EBC.

Artículo en prensa nacional: ver
Artículo en prensa local: ver

Para saber más sobre Christian Felber: http://es.wikipedia.org/wiki/Christian_Felber
Para sumarse a la economía del bien común: http://www.economia-del-bien-comun.org/
Sobre el Grupo de la EBC en Gran Canaria: https://es-es.facebook.com/EBC-Gran-Canaria-254335331369850/

No tenemos prisa, tenemos toda la vida por delante.